viernes, 6 de marzo de 2009

Alan Moore tiene razón…

Acabo de volver del cine de ver Watchmen. Lamento decir que, ante todos mis deseos de que se equivoque, Alan Moore tenía razón.

Unas palabras del maestro sobre el primer intento de adaptación de watchmen, por Terry Gilliam:

”En los cómics el lector tiene un control absoluto de la experiencia de leer. Pueden leerlos con calma, a su ritmo, y siempre pueden volver atrás al menos contratiempo y releer cuantas páginas quieran, mientras que en el cinela velocidad es imparable, a 24 imágenes por segundo. Aún para un director como Terry Gilliam, que encanta por la profundidad de detalle de sus escenas, sería imposible duplicar el trabajo que Dave Gibbons fue capaz de hacer en "Watchmen". Podíamos dejar detalles subliminales en cada dibujo, y sabíamos que el lector podía tomarse su tiempo para desgranar cada uno de ellos. No hay forma de poder hacer eso en una película. “

Si, soy lo que podrían llamar un fanboy.
Si, fui al cine esperando lo mejor, envestido con mi remera de superhéroe.
Pero mi opinión no es solamente mía. Al terminar la película lo único que pude decir fue “che, a vos te gustó?” a mi hermano, a lo que respondió “la verdad no…”.
El tema es que la película apesta. Apesta feo. Es una interpretación superficial de una genial novela gráfica, lo suficientemente buena como para ser la única novela gráfica, desmereciéndola digamos historieta para enfatizar mi punto, que entro en la lista de las 100 mejores novelas de 1923 al presente de la revista Times.

Ya lo había leído en varios foros y páginas de cine, pero pensé “son fans muy geek de la novela gráfica que no pueden aceptar un cambio” y “si es un décimo de la novela gráfica tiene que ser buena película”, pero me equivoqué. Los cambios en la trama SI afectan y mucho, los personajes son vagas y edulcoradas adaptaciones de los originales y en general como película ES UNA PELOTA DE ABURRIMIENTO de 2 horas y 41 minutos de agonizante duración.

Lo dijo la gente de 4 out of 10, Chicago Tribune, Metromix, IGN, THR, Joblo y muchas más a las que me sumo como humilde blogger: Snyder es un director de acción y no sirve para otra cosa. En la novela gráfica la acción es lo de menos, lo importante es la trama y Snyder no lo entendió.

El comediante diría “es una broma” y acto seguido haría uso de su lanzallamas para transformar la sala de cine en un montón de cenizas en señal de desprecio y protesta.

Dicho todo esto:

Sr. Moore perdónenos, no sabemos lo que hacemos.

Sr. Snyder le deseo sexo anal involuntario.
Sexo anal involuntario sin lubricación.
Sexo anal involuntario sin lubricación y perpetrado por Mandingo.

Mi puntaje final:
…ni vale la pena un número, es una poronga.

PD: a silk spectre se la entrego con cariño ^_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario