miércoles, 4 de marzo de 2009

Hoy me reuní con John Locke y sus amigos…

Después de haberse frustrado mis planes para ir a la festa in piazza, cosa que me puso bastante idiota. Decidí prender la compu y ver algo de lo que he estado bajando y no he podido ver porque habia estado estudiando todo ese tiempo. Empecé por Reaper, genial serie de acción/humor con el flaquito que hacia de Brad O´Keefe, el hijo del vecino en Grounded for Life. Me comí los primeros 7 capítulos tranquilamente pero cuando tendría que haber visto el 8° me di cuenta que le faltaba media hora para terminar de bajar. Motivo por el que vi el maldito primer capítulo de la maldita quinta temporada de Lost y la puta que los parió. Por qué tanto maldecir? pensaran ustedes mis queridos lectores, pues el problema es que en el tiempo en el que estaba estudiando, encerrado, baje 8 capítulos de Lost. A razón de 48 minutos por capítulo (sin cortes) significa que además de las casi 6 horas en las que vi los capítulos de Reaper (también a razón de 40 a 48 minutos) estoy por internarme en casi 6 horas y media más de Lost… esto significa que esta noche probablemente no duerma y en cambio lo haga de día mañana, y además significa que mis pensamientos por las próximas 48 hs no van a ser para nada coherentes… sin contar que voy a volver a la angustia de esperar otro capítulo… contando los minutos, como si fuese Desmond mirando atentamente el relojito en la pared para volver a apretar ese botón en 108 minutos.
Ah… se que significan los números… pero no les voy a decir… jodansé.

Vean lost y vean reaper.


 REAPER


Les voy a spoilear levemente el primer capítulo… Sam Oliver es un tipo normal tirando a perdedor, vago como el peor de nosotros y se encuentra a punto de cumplir sus 21 laburando en el mismo lugar que a sus 16 (una porquería tipo Jumbo mezclado con Easy mezclado con Makro). Después de manifestarse una serie de hechos extraños, sus padres le confiesan que antes de que naciese vendieron su alma al diablo (la del pibe, Sam, no la de los padres) la cual reclamaría cuando cumpla 21.  Ahora el pobre Sam se encuentra en la obligación de tener que trabajar de algo así como un cazarecompensas para el diablo, regresando al infierno las almas que se escapan del mismo.

 LOST

Una serie que empezó como la historia de un grupo de supervivientes a un accidente aéreo en el que terminan en una misteriosa isla desierta, y que se fue al remilcarajo, haciendo que la mitad del mundo, especialmente los geeks como yo, nos volvamos locos antes, después y durante cada capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario