miércoles, 25 de marzo de 2009

Volví a mi primer amor, mi bólido italiano.

Si! Después de 8 meses manejando un Citroën C3 modelo 2008 con todas sus comodidades y luego de una piña en noviembre, hoy 25/3 metí el auto al chapista. Acto seguido procedí a rescatar mi antiguo móvil de vistalba, hacerle unos mimos (aire, nafta, gas, agua, etc.) pase a ponerlo a 110 Km/h por el corredor.

100_2069
No, no tiene aire acondicionado, no tiene levanta cristales automático, no tiene calefacción (bah, si tiene, pero no cuando se necesita… es un tema complicado), no tiene esa aceleración ni velocidad final, no tiene estéreo, no tiene dirección asistida, pero lo que tiene, y de sobra,  es HUEVO.
Me encanta, es mi primer auto, estoy enamorado. Manejé todo el tiempo con una sonrisa en la boca, controlándole la temperatura por si calentaba. Patee el embrague dos veces (si alguien tiene o manejó un súper europa sabe que tiene el pedal a un año luz de distancia del piso, por lo que hay que levantar la rodilla, haciendo el concepto de apoya pié totalmente innecesario), casi me saco el hombro unas cuantas más queriendo doblar con una mano por costumbre, pero ese auto me entretiene, me trae muchos recuerdos.


Atajensé gente, volvió la verdadera infernal machine, el bólido italiano, el ajusticiador color crema, volvió mi SUPER EUROPA!!

1 comentario:

  1. te falto decir q tiene el tablero todo quemado x el sol....pero anda jamon...si me habra traido de ingles....aguante el bolido!!

    ResponderEliminar