lunes, 11 de mayo de 2009

Hoy me di cuenta…

… que me gusta el frío.

En realidad no es el frío en si, lo sufro como todos. Pero cuando hace frío se necesita menos para ser feliz.

Cuando hace calor buscas escapar, la calle es un asco, los aires acondicionados te descomponen o causan gripe, los mosquitos. No hay escapatoria alguna más que esperar y transpirar.

Con el frío viene la necesidad de calor, esa búsqueda por un lugar calentito: sentarse en una estufa, un café o bar con un amigo, los brazos de la pareja debajo de una manta. Empiezan las bufandas y guantes, los submarinos, las escapadas a churrico con mi buen amigo charly (como ansío ese menú viajero!), whiskeycitos adelante del fuego. El frío es feo, pero todas las formas de combatirlo son reconfortantes y nos llenan como ningún otra experiencia. Cualquier lugar con calor es un hogar, cualquier sonrisa y mirada de “que frío hace” es un amigo.

Ni hablar de dormir! Dormir con frío es lo mejor que hay. Personalmente soy fanático de las colchas viejas. Acostarse y sentir el peso de esas colchas de lana, acurrucarse… será que es como una cueva en la que uno se siente seguro.

El invierno transforma tu casa en un hogar. Quien me niega que no es lo mejor del mundo llegar a casa cuando hace frío, sacarse la bufanda, los guantes, el gorro y el sobretodo (o campera, no todos se visten como yo ^_^), hacerte una sopa instantánea o una chocolatada, enroscarse en el sillón a ver la tele o simplemente mirar hacia afuera por la ventana.

Para los superficiales, si el verano es el momento de mostrar el cuerpo, el invierno es el momento de mostrar el guardarropas!

En conclusión, soy fanático del invierno y todas esas costumbres que trae consigo.

El frío es lo más.

1 comentario:

  1. la verdad que es un muy buen tema de blog....el frio asi como uno lo siente es uno de los mejores compañeros distantes que uno puede tener, xq en gral lo queremos lejos, pero lo queremos en esos dias de cagarse de calor, o cuando te cuchareas con la ñora bajo unas frazaditas y el calor obliga a ponerse mas comodon....yo en verdad amo el frio casi tanto como el verano, que empece a apreciar estos ultimos años, pero de infante ansiaba mucho el invierno.
    salu2

    ResponderEliminar